lunes, 13 de abril de 2009

Condenada por acoso una austriaca de 73 años que telefoneaba hasta 49 veces diarias a su hijo

"Quiero tener tranquilidad", explicó el demandante ante el tribunal que juzgó el caso. "Ya no te llamaré más. Te desheredo", replicó la dolida progenitora."
------
En Austria, de donde vengo, pasa algo raro últimamente con los padres y los hijos.


Esta noticia sobre cenas navideñas viene de El Periódico

2 comentarios:

noveldaytantos dijo...

Me huelo que aquí el problema residía en que llamaba a cobro revertido.

Arnold Schwarzenegger dijo...

Mis fuentes austriacas me informan de que le daba toques para que la llamase él.